Yoga

El Yoga es un método para re-equilibrar y purificar nuestro organismo.


En nuestras clases se introducen las principales ásanas (posturas) de un modo integrador de diferentes estilos de yoga y adaptada a las necesidades de cada persona. Continuamente se darán instrucciones para un correcto alineamiento en las posturas. No hay competición, sino crecimiento personal y aceptación del propio cuerpo, asumiendo nuestras limitaciones.

En las clases se estimula la respiración de manera consciente con el movimiento, haciendo de la práctica un disfrute, ayudando a los alumnos a encontrar su propio centro, de forma que cuerpo y mente estén en armonía.

Hatha Yoga

Las posturas de Yoga son difíciles de mantener durante un largo tiempo, por lo que al principio es más práctico un método dinámico que representa la fluidez y el movimiento armonioso sin esfuerzo. Este fluir en movimiento, requiere de una presencia mental durante la práctica, y de un mayor estado de consciencia, sintiendo lo que realizamos en cada momento; que acompañado de una respiración adecuada ayuda a generar más calor y mejora la circulación corporal.

Los músculos, las articulaciones, los órganos internos, el tejido conjuntivo y la piel permanecen irrigados por un continuo flujo de sangre fresca. Todo ello ayuda a purificar las células de residuos tóxicos; nos encontramos así ante un sistema de purificación que ayuda a limpiar todo el cuerpo y a nutrirlo más eficazmente. Así, se benefician todos los sistemas: respiratorio, digestivo, circulatorio, endocrino, inmunológico y reproductor.

Esta práctica nos aportará una sensación de vitalidad y entusiasmo; pero también nos ayudará a mejorar la concentración y a estimular la claridad mental y la percepción, para cultivar la calma y desarrollar la ecuanimidad.